Celebration Church

Day 4 - Meditate

Celebration ChurchComment

Meditate on what the Lord has spoken to you these first days...

Helpful Verses to pray and meditate

·      2 Corinthians 10:3-5: For though we live in the world, we do not wage war as the world does. The weapons we fight with are not the weapons of the world. On the contrary, they have divine power to demolish strongholds. We demolish arguments and every pretension that sets itself up against the knowledge of God, and we take captive every thought to make it obedient to Christ.

·      1 Peter 3:12: For the eyes of the Lord are on the righteous and his ears are attentive to their prayer, but the face of the Lord is against those who do evil.

·      Acts 7:51: You stiff-necked people! Your hearts and ears are still uncircumcised. You are just like your ancestors: You always resist the Holy Spirit!

·      Luke 8:8: Still other seed fell on good soil. It came up and yielded a crop, a hundred times more than was sown. When he said this, he called out, “Whoever has ears to hear, let them hear.

 

Día 4 – MEDITA EN LO QUE EL SEÑOR TE HA HABLADO EN ESTOS PRIMEROS DÍAS

Versículos de ayuda para tu oración y meditación

·      2 Corintios 10:3-5: Somos humanos, pero no luchamos como lo hacen los humanos. Usamos las armas poderosas de Dios, no las del mundo, para derribar las fortalezas del razonamiento humano y para destruir argumentos falsos. Destruimos todo obstáculo de arrogancia que impide que la gente conozca a Dios. Capturamos los pensamientos rebeldes y enseñamos a las personas a obedecer a Cristo.

·      1 Pedro 3:12: Los ojos del Señor están sobre los que hacen lo bueno, y sus oídos están abiertos a sus oraciones. Pero el Señor aparta su rostro de los que hacen lo malo.

·      Hechos 7:51: ¡Pueblo terco! Ustedes son paganos de corazón y sordos a la verdad. ¿Resistirán para siempre al Espíritu Santo? Eso es lo que hicieron sus antepasados, ¡y ustedes también!

·      Lucas 8:8: Pero otras semillas cayeron en tierra fértil. Estas semillas crecieron, ¡y produjeron una cosecha que fue cien veces más numerosa de lo que se había sembrado! Después de haber dicho esto, exclamó: El que tenga oídos para oír, que escuche y entienda